Eli es un argentino bohemio y enamoradizo con secuelas psíquicas producidas por sangrientos episodios vividos desde su infancia. Su vida transcurre entre la violencia de la década del setenta y dos romances paralelos: uno en Israel con una joven profesora sexualmente insaciable llamada Jannah, y otro en la Argentina con Lili, una militante de izquierda guerrillera.